Brackets

Brackets CDMX (Ortodoncia)

Brackets estéticos, brackets de autoligado, brackets de zafiro, brackets invisibles, invisiline (alienadores invisibles). Tipos de brackets.

Los brackets son aparatos que se utilizan en ortodoncia para corregir los dientes cuando están mal alineados, separados o causan problemas al masticar o hablar.

A lo largo de nuestra vida, es seguro que nos hayamos topado con gente que use brackets, aquellos aparatos pegados a los dientes que prometen mejorar la sonrisa de quien los usa.  Sin embargo, no siempre nos detenemos a pensar en cómo lo hacen.

En Clínica Dental Promesa en la Condesa, Ciudad de México, puedes colocarte los brackets que más te ayuden y te convengan.

Aquí te explicaremos cómo funcionan y cómo logran que los dientes se vean perfectos.

¿Qué son los brackets?

Los brackets son aparatos que se utilizan en ortodoncia para corregir los dientes cuando están mal alienados (chuecos), muy separados o cuando causan problemas al masticar. Los brackets van adheridos a los dientes y que se complementan con arcos y ligas elásticas que ayudan a corregir la posición de los dientes.

Manda un mensaje directo de WhatsApp al 5588126056

Partes de los brackets

Los aparatos para corregir la alineación de los dientes están compuestos por 3 elementos:

Brackets: Son las pequeñas piezas que van adheridas a los dientes (la parte frontal o posterior). Estas piezas contienen pequeñas ranuras y alas para poder encajar los otros dos componentes: las ligas y los arcos.

Arcos: Es una pieza que se coloca sobre los brackets y su propósito es ejercer presión para darles un nueva dirección. Dependiendo del grosor, forma y sujeción al bracket, será el tipo de movimiento de los dientes que se obtendrá.

Ligas elásticas: Son las ligas que todos hemos visto (a veces de colores) que sujetan el arco con el bracket. Estas ligas se irán modificando conforme vaya avanzando tu tratamiento.

¿Cómo funcionan los brackets?

Una vez que están instalados estos tres elementos, éstos iniciarán un proceso de presión, que esencialmente está hecho por el arco. La presión constante hará que los dientes se muevan poco a poco a la posición deseada.

En esencia, la presión que ejerce el arco afloja tus dientes, cuando esto sucede, el cuerpo envía células llamadas osteoclastos para romper el hueso del lugar donde ya no estará tu diente y envía también células llamadas osteoblastos, las cuales regenerarán el hueso en la nueva posición de tus dientes. Por ende, cuando termine el tratamiento, tendrás una dentadura fija que es producto de la presión y la reparación del cuerpo.

Todo el personal de la clínica dental de Condesa en CDMX te puede explicar el funcionamiento, el proceso y el costo de los brackets que necesites.

¿Cuánto tiempo debo usar los brackets?

Debes saber que si bien actualmente existen métodos que prometen dar resultados veloces para remodelar tu dentadura, por lo general, el proceso de los brackets es lento, ya que la forma de moverlos es lenta y meticulosa, la presión es baja, pero constante. Hacerlo de otra manera implicaría una agresión a tu boca que podría tener graves consecuencias.

Podríamos decirte que en casos leves, las mejoras se pueden observar después de los 3 meses, sin embargo, debes tener en cuenta que cada caso clínico es único y la estimación promedio hecha por especialistas es de 18 a 24 meses.

Puedes agendar tu cita con los mejores odontólogos.

AGENDAR CITA

Tipos de Brackets

Brackets metálicos

Son aquellos que están hechos de acero y titanio, debido a ello ofrecen una gran durabilidad, capacidad de adhesión y funcionalidad; además de que es una alternativa muy barata. Además, requieren pasos muy sencillos para limpiarlos y mantener una higiene bucal saludable.

La gran desventaja  de los brackets metálicos es la estética, ya que pueden parecer fierros pegados a los dientes (que eso es en esencia). En los casos de niños, se pueden usar ligas de colores para subsanar un poco ese efecto visual que pueden producir.

Brackets de zafiro

Entran en la categoría de brackets estéticos y son los que mejor apariencia tienen. Además también tienen una buena durabilidad y funcionalidad.

Son prácticamente trasparentes. Sin embargo, su principal desventaja es el precio, son costosos  y pueden no ser aptos para todo el público.

Agregado a lo anterior, se considera que este tipo de brackets pueden ser frágiles después del 8vo mes de tratamiento, ya que sus aletas pueden fracturarse.

Brackets cerámicos

Son una alternativa también estética que están un escalón arriba de los metálicos en cuestión de precio. Suelen ser del mismo color del diente, por lo que pasan desapercibidos. Este tipo de brackets tienen una buena durabilidad y funcionalidad.

La limpieza en los brackets cerámicos es similar a los de zafiro, por lo cual se requiere una rutina después de comer para evitar complicaciones.

Brackets autoligados

En este tipo de brackets, no se necesitan ligas para unir los brackets con los arcos, sino que se realiza mediante clips incorporados en el mismo bracket.

Esta ausencia de ligas o gomas, hace que las visitas con el ortodoncista para cambiarlas o revisarlas se reduzcan. Asimismo, se disminuye el roce ente el bracket y el arco, lo cual ayuda a algunas partes del tratamiento.

Brackets linguales

Estos tipos de brackets son los que colocan en la parte interior, o lingual de los dientes, es decir, el aparato se instala dentro de la boca y por lo tanto no se ve para nada.

Los brackets linguales se fabrican a la medida de cada diente y no necesitan ligas o gomas para fijarse al arco. Una vez instalados, son muy cómodos para comer o hablar. Estos aparatos son de lo más reciente en la ortodoncia y es una gran alternativa para los pacientes.

Alineadores Invisalign

Si una persona no desea usar un aparato las 24 horas pero quiere alienar su dentadura, la opción son los alineadores Invisalign. Éstos son férulas transparentes y removibles, lo cual hace que se pueden quitar para comer, lavarse los dientes o demás rutinas que así se deseen.

Estas férulas se crean a la medida exacta de la dentadura y las clínicas son capaces de visualizar los resultados completos del tratamiento antes de iniciarlo.

Puedes llamar y aclarar todas tus dudas respecto al cuidado de tus dientes: 5570335963

¿Qué brackets son los mejores?

Una vez que ya revisaste la lista de las opciones que tienes, debes considerar varios puntos:

Tu caso clínico: A pesar de que desees un tipo de bracket, es posible que el especialista te recomiende otro para que tu tratamiento sea mejor.

Tu economía: Revisa para cuáles te alcanza, ya que además de los aparatos, también están las consultas y el mantenimiento.

La estética: Elige los que mejor te hagan sentir mejor y no afecten a tu autoestima. Recuerda que serán tratamientos de varios meses, por lo cual debes estar cómodo con ellos.

Mantenimiento e higiene: Sé honesto contigo mismo y reconoce tus hábitos de mantenimiento e higiene y elige con base a ellos. Si estás decidido a ser estricto, elige los que más te gusten.

¿Cómo se ponen los brackets?

Ahora bien, después del diagnóstico de nuestro especialista, debes conocer que existen 2 caminos para colocar los brackets, que son distinguidos por la manera de cementar o adherirlos a los dientes: directo e indirecto.

Cementado directo

El cementado directo consiste en la adhesión directa de los brackets, uno a uno directamente sobre cada uno de los dientes. Y si este proceso te puede sonar lento y complicado, es porque lo es. Este método resulta ser menos preciso, más lento e incómodo para el paciente, pero veamos concretamente sus pasos:

  • Paso 1: Se limpian los dientes, con cepillos y con pasta para pulir. El diente debe quedar libre de placa bacteriana.
  • Paso 2: Se coloca el gel ortofosfórico, el cual ayudará a abrir los “poros” del diente, lo cual permitirá que se adhiera mejor el bracket.
  • Paso 3: Se coloca con un pequeño pincel un adhesivo especial.
  • Paso 4: Se coloca el bracket, añadiéndole primero composite, y después poniéndolo en el diente en la posición que debe tener. Si se coloca de manera incorrecta, el diente no quedará alineado. Después de pegarlo, se elimina el composite que haya sobrado. Por último se coloca una luz ultravioleta encima de los brackets para que se seque el pegamento.
  • Paso 5: Se colocan el arco y las ligas.

Con este método, colocar los brackets en los dientes de atrás resulta muy difícil y puede que haya errores de medición, por lo cual, muchas clínicas ya optan por usar el cementado indirecto.

Comentado indirecto

El cementado indirecto hace referencia al proceso en el que el ortodoncista realiza primero un molde de la dentadura del paciente y ahí coloca los brackets, después, sólo se coloca ese molde en la dentadura de dicho paciente y así puede ahorrarse las largas jornadas de colocar uno por uno el bracket.

El proceso se lleva a cabo de la siguiente manera:

  • Paso 1: Se realizan moldes de yeso a la medida de la boca del paciente. En ellos se revisan bien las medidas y lugares donde irá cada bracket.
  • Paso 2: Se realizan las férulas de transferencia, las cuales servirán para ya colocar los brackets en la boca del paciente.
  • Paso 3: Se prepara la boca del paciente, limpiando y secando en su totalidad los dientes. Se aplica el adhesivo a los dientes y los brackets y se coloca la férula en la boca.
  • Paso 4: Cuando se estén cementados los brackets, se retira la férula y se revisa que todo esté en orden.

¿En cuánto tiempo me colocan los brackets?

Si te preocupa el tiempo que pasarás en la instalación de tus brackets, debes saber que el proceso de cementado directo es más tardado que el cementado indirecto, por obvias razones. La duración puede durar dependiendo de la habilidad de tu ortodoncista, pero sí debes prever por lo menos 2 horas.

Respecto al cementado indirecto, el tiempo que se estima es de 30 minutos por cada arcada, es decir, por la parte superior e inferior de la dentadura.

Algunas clínicas trabajan poniendo primero la arcada superior y después de un mes, colocando la parte inferior, ya dependerá de tus necesidades optar por alguna de ellas o no.

Encuentra los mejores precios en Clínica Promesa. Llama al 55 7033 5963 y agenda tu cita de valoración.

Brackets antes y después

Poder terminar un proceso siempre resulta gratificante, cuando se cierran ciclos, podemos observar con detenimiento todo lo que ha costado llegar hasta ahí. Para el caso de los brackets, esta sensación de logro está plasmada en el espejo todos los días, ya que podemos mirar nuestra dentadura alienada y saludable.

Sin embargo, para llegar a ese punto del final, es necesario, a veces, revisar cómo está el camino de otros que ya pasaron por ahí, por eso nos detenemos a contemplar el antes y después.

Por ello, aquí te dejamos algunos ejemplos de cómo terminar tu sonrisa después de meses de esfuerzo y constancia.

Apiñamiento

El apiñamiento dental se refiere a cuando los dientes se amontonan en la boca por falta de espacio. Este padecimiento afecta la sonrisa y la mordida y es posible corregirlo con aparatos de ortodoncia.

Solucionar con el dentista CDMX.

Brackets estéticos, brackets de autoligado, brackets de zafiro, brackets invisibles, invisiline (alienadores invisibles). Tipos de brackets.

Mordida abierta

La mordida abierta es la imposibilidad de cerrar los dientes frontales y posteriores. Con esta afectación, existe un especio ente la arcada superior e inferior y con ello la masticación y el habla se vuelven complicadas.

Brackets estéticos, brackets de autoligado, brackets de zafiro, brackets invisibles, invisiline (alienadores invisibles). Tipos de brackets.

Sobremordida

Es cuando los dientes superiores están muy por delante de los inferiores. La sobremordida puede dar origen a problemas como bruxismo, mayor probabilidad de caries, apiñamiento en incisivos y /o caninos superiores o mayor posibilidad de padecer una enfermedad periodontal.

Resolver con brackets en CDMX.

Diastema

Es el espacio o hueco entre los dientes. Un diastema suele ser producto de un desajuste entre el tamaño del maxilar superior y el de los dientes.

Brackets estéticos, brackets de autoligado, brackets de zafiro, brackets invisibles, invisiline (alienadores invisibles). Tipos de brackets.

Cera para brackets

¿Para qué sirve la cera para brackets?

La cera para brackets, también conocida cera para ortodoncia, es un producto de cuidado dental que se puede adquirir en farmacias que sirve para proteger cubrir los brackets y demás componentes del aparato de ortodoncia con el fin de minimizar el roce con las mucosas orales y así evitar el surgimiento de heridas.

Asimismo, cuando alguna parte del aparato se desprende, la cera puede ayudar para cubrir el material y evitar que haga daño.

El uso de la cera se sugiere desde los primeros días que se instalan los brackets y cada vez que se acuda al ortodoncista, ya que la actualización de posición de los brackets puede alcanzar nuevas zonas de tejido blando.

La cera para brackets está hecha de ceras naturales como cera de abeja o cera de carnaúba y no tiene sabor, aunque en el mercado existen presentaciones con sabores agradables como menta que pueden ser los preferidos por los pacientes.

La cera para brackets se presenta en pequeñas tiras de color blanco que es maleable con el contacto de la mano.

¿Cómo aplicar correctamente la cera para brackets?

La cera para brackets se puede aplicar las veces que sean necesarias para cubrir componentes de aparato y así evitar la producción de heridas.

Los pasos son los siguientes:

  • Primero, limpia bien tus manos y dientes. Asegúrate de que no haya restos de comida en los brackets, arcos o ligas y entre los dientes.
  • Toma un pequeño pedazo de cera y haz una pequeña bola con tus manos, puede ser del tamaño de un chícharo pequeño.
  • Después de hacer la forma redonda, aplástala.
  • Coloca la cera en el brackets, arco o zona que está provocando la molestia y presiona ligeramente.
  • Aplica las veces que sea necesario para cubrir por completo la zona que afecta.

Debes retirar la cera antes de comer o tomar bebidas calientes, ya que se puede pegar los alimentos a dicha cera.

¿Qué pasa si me como la cera para brackets?

Si cada vez que untas la cera se te pasa un poco y la comes, no tienes por qué preocuparte ya que no te ocurrirá nada. La cera para brackets está especialmente diseñada para ser inocua o inofensiva en caso de ingesta. Sin embargo, sí debes procurar retirarla antes de cepillarte los dientes y para comer.

¿Cuánto cuesta y dónde puedo comprar cera para brackets?

La cera para brackets la puedes adquirir en una gran diversidad de tiendas de autoservicio o farmacias, puedes probar en Farmacias San Pablo, Farmacias del Ahorro, Sanborns, Walmart, entre otras.

Su precio dependerá del lugar donde la adquieras. La marca más encontrada es GUM, la cual tiene un precio que ronda entre los 50 y 85 pesos mexicanos.

Los dentistas y especialistas ubicados en CDMX están para atender todo lo que necesites. Formamos parte de Clínica de Especialidades Médicas Promesa y Promesa Medical Group.


Call Center: 55-7033-5963


Brackets CDMX

Grupo Médicos Dental Promesa
Últimas entradas de Grupo Médicos Dental Promesa (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir Call Now ButtonOprima para llamar 5570335963