Articulación Temporomandibular CDMX (ATM)

Diagnóstico y tratamiento del mal funcionamiento de la articulación que une el hueso temporal y la mandíbula en cada lado de la cabeza.

Articulación Temporomandibular CDMX (ATM)

¿Qué es la articulación temporomandibular?

La articulación temporomandibular o ATM es la articulación formada por la parte superior de la mandíbula y el hueso temporal del cráneo. Este hueso actúa como una bisagra deslizante y, en ocasiones, puede presentar problemas debido a la complejidad de los movimientos que realiza.

Existen tres tipos de trastornos de la articulación temporomandibular:

  • El dolor miofascial que produce dolor en los músculos que controlan los movimientos de la mandíbula.
  • Una asimetría interna causada por un disco desplazado, por la mandíbula dislocada o por lesiones del cóndilo.
  • Alteraciones degenerativas e inflamatorias de la ATM.

Características Especiales

Presencia de un fibrocartílago intra-articular

 Este fibrocartílago divide literalmente la articulación temporomandibular en dos compartimentos, superior e inferior, en los que se producirán movimientos diferenciados pero que, de forma normal, se darán de manera simultánea, y es precisamente este fibrocartílago un elemento esencial en la coordinación de estos movimientos.

Superficies Articulares de la Articulación Temporomandibular Bilateralidad

El producido de que el hueso mandibular ponga en conexión las dos articulaciones hace que cualquier desplazamiento creado en una de las articulaciones, produzca movimientos u otros eventos cómo cambios de presiones en la articulación contraria. Nada puede pasar, a partir de un criterio mecánico, en una de las articulaciones que no perjudique a la contralateral.

Cartílago Fibroso

Las zonas articulares primordiales, la del cóndilo mandibular y la alojada en el hueso temporal se tapizan de cartílago fibroso, a diferencia de otras articulaciones sinoviales típicas, cuyas zonas articulares presentan primordialmente cartílago de tipo hialino. Bastante resistente a las cargas y a la compresión, sin embargo, por otro lado, esta clase de cartílago tiene un coeficiente de fricción más grande que el cartílago hialino, haciéndolo más sensible al desgaste por fricción.

Oclusión

Debido a esto el reparto de presiones intra-articulares finalmente del desplazamiento de cierre mandibular, puesto que el contacto dentario garantizará un conveniente mantenimiento de la magnitud vertical, así como un reparto balanceado de la presión de cierre.

Estructuras ATM

Superficie Articular Mandibular

Por delante de esta, hay otra prominencia ósea referida a ofrecer inserción al tendón del músculo temporal y que es llamada apófisis coronoides. La cantidad horizontal del hueso mandibular se llama cuerpo humano, y está dedicada a ofrecer alojamiento a las partes dentales inferiores.

Cóndilo Mandibular

Se divide en tres porciones, la cabeza, el cuello y la fosa pterigoidea. El cuello condilar es la porción ósea que separa la parte más craneal, bien definida por su mayor tamaño, y la rama mandibular, que comienza a la altura de la escotadura mandibular que separa el cuello del cóndilo de la apófisis coronoidea.

Causas de los transtornos de la articulación temporomandibular

Las causas más frecuentes que pueden provocar los trastornos de la ATM son varias:

  • El bruxismo.
  • El estrés o la ansiedad.
  • Una lesión en la mandíbula o en la ATM.
  • Cierto desgaste en el disco o el cartílago de la ATM.
  • Una afectación por artritis reumatoide o gota.
  • Otras enfermedades que causen inflamación en la mandíbula.

Componentes

Superficies Articulares

Parte de la fosa mandibular y el tubérculo de cada uno de los huesos temporales y la apófisis condilar de la mandíbula, representadas por el cóndilo de la mandíbula y por la cavidad glenoidea y el cóndilo del temporal.

Cóndilo mandibular

Eminencia elipsoidea situada en el borde preeminente de la rama ascendente de la mandíbula, a la que está unida por un segmento denominado cuello del cóndilo.

Tubérculo Articular y Fosa Mandibular

Representan las zonas articulares del temporal, en correspondencia con la de la mandíbula.

Cisura de Glasser

Una región anterior, articular, y una región subsiguiente correspondiente a el muro anterior del territorio timpánica del temporal (no articular). En la parte más fuerte de la cavidad glenoidea el muro es bastante fina siendo dicha una región con alta vulnerabilidad a fracturas. Amortigua las presiones y las distribuye sobre las zonas articulares.

Sistema Ligamentoso

Cápsula articular

Está formada por 2 planos de haces de fibras verticales: Uno superficial, de fibras largas y gruesas, a partir de la base del cráneo al cuello de la mandíbula. Otro profundo, de fibras cortas, que van del temporal al menisco, y del menisco al cóndilo mandibular. La cápsula articular es flaca en casi toda su expansión, más que nada en la parte anterior, donde se insertan ciertos fascículos de los pterigoideos externos. En la parte siguiente de la ATM, a los haces fibrosos de la cápsula se agregan unos haces flexibles que nacen alrededor de la cisura de Glasser y se insertan en la parte subsiguiente del menisco (haces retroarticulares). Dichos haces facilitan el movimiento del menisco, sin embargo además limitan su recorrido y el del cóndilo en los movimientos de bajón y los dirigen hacia atrás una vez que la mandíbula está en reposo.

Ligamentos de refuerzo

Tienen una función pasiva; solo limitan los movimientos. Son intrínsecos a la cápsula (son engrosamientos de la misma).

Ligamento Lateral Externo

Es el principal medio de unión de la ATM, reforzándola por fuera.

Ligamento Lateral Interno

Ocupa el lado interno de la cápsula. Es más delgado que el externo.

Ligamento Posterior

Estos son simples engrosamientos mal delimitados.

Ligamentos Accesorios

No son exactamente recursos miembros de la ATM, empero sí contribuyen a precisar sus movimientos extremos.

Síntomas de Trastorno en la Articulación Temporomandibular

Los siguientes síntomas podrían indicar que se sufre un trastorno de la articulación temporomandibular:

  • Dolor de mandíbula, cara o cuello.
  • Dolor en un lado de la cabeza, que incrementa cuando se aprietan los dientes.
  • Movimiento limitado o bloqueo de la mandíbula.
  • Dolor y rigidez en los músculos de la mandíbula.
  • Dificultad para masticar.

Factores de Riesgo

Algunos factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar trastornos temporomandibulares son los siguientes:

Distintos tipos de artritis, como la artritis reumatoide o la artrosis.

Lesión de la mandíbula.

Rechinar o apretar los dientes a largo plazo (crónico).

Ciertas enfermedades del tejido conectivo que causan problemas que pueden afectar la articulación temporomandibular.

Tipos de Tratamiento para la Patología de la Articulación Temporomandibular

Tratamiento conservador: este tipo de tratamiento se realiza cuando las alteraciones en la ATM son leves y transitorias. Clínicas Dental Promesa te ofrece:

  • Terapias con férulas de estabilización personalizadas.
  • Sesiones de fisioterapia para reeducar todos aquellos hábitos nocivos como el bruxismo o las posturas erróneas y favorecer así todo el sistema articular del cráneo. Las técnicas utilizadas son el masaje y el estiramiento de la musculatura cervical y de la cara, la movilización mediante ejercicios en la lengua, el trabajo de la postura, de la respiración y ejercicios faciales de relajación.

Tratamientos Quirúrgicos

Si con estas terapias no se controlan los síntomas, la primera opción terapéutica consiste en una cirugía maxilofacial mínimamente invasiva.

Artrocentesis

Mediante dos agujas intra-articulares se realiza un lavado articular para eliminar todas las partículas microscópicas y se inyecta una solución para a ayudar a lubricar la articulación.

 Artroscopia

Mediante un abordaje delante de la oreja se puede introducir una cámara intra-articular (artroscopio) para permitir al cirujano examinar la articulación y así retirar el tejido inflamatorio y manipular las estructuras.

Si el problema temporomandibular produce gran incapacidad funcional y no existe respuesta a las medidas conservadoras, hay que sustituir la articulación dañada por una prótesis.

Remplazo de articulaciones

Las partes enfermas de la mandíbula se sustituyen por un sustituto artificial: prótesis de articulación temporomandibular.

Cirugía abierta

En caso de tumores en la articulación u otras patologías específicas puede ser preciso realizar un abordaje abierto completo de la articulación para que el cirujano pueda tener acceso total a ella.

Subir Call Now ButtonOprima para llamar 5570335963